Venezuela en el camino de Damasco: Tomás Straka

La violencia en Venezuela parece imparable. El oficialismo incendia el discurso y a sus seguidores. Un sector de la oposición tampoco quiere abandonar la lucha. ¿Cómo se conseguirá la paz?Sesenta días de protestas, medio centenar de muertos, un millar de detenidos y regiones enteras militarizadas son una prueba de fuerza que ya hubieran hecho rectificar a cualquier gobierno o abandonar la lucha a un movimiento opositor. Ninguna de las dos cosas, sin embargo, parecen estar ocurriendo en Venezuela. Con el país alzado, sin dinero y bajo una creciente presión internacional, el gobierno sigue adelante con la Asamblea Constituyente que convocó y que todos consideran un intento por barrer con la ya escasa institucionalidad democrática. Los llamados a un cronograma electoral amplio y a la liberación de los presos políticos no aparecen en ninguna de sus agendas. La oposición, por su parte, continúa con manifestaciones sorprendentemente nutridas después de dos meses en la calle.... 

fonte: nuso